Lencería y corsetería de una novia

En primer lugar antes de decidir que corsetería vamos a llevar el día de nuestra boda, tenemos que saber cómo es nuestro vestido de novia ya que hay vestido que llevan incorporado el sujetador por tema de espaldas o bien, el tipo de tejido que es nuestro vestido, ya que en algunas ocasiones pueden marcarse los encajes de la corsetería, una vez sabemos qué tipo de sujetador necesitamos procederemos a seleccionar la más bonita corsetería.

La noche de bodas luna de miel, es una noche especial, con lo cual tendremos que estar impresionantes para nuestra pareja, es una noche de lujo, por lo cual nuestra lencería buscaremos lo más atractivas que podamos estar, dentro de nuestro gustos y pensando en nuestra pareja.

A continuación os dejaremos unos cuantos ejemplos de qué tipo de lencería llevar el día de nuestra boda.

Conjunto de ropa interior completo: Un precioso conjunto de ropa interior de novia es una parte fundamental para vestir este día tan especial. Un sujetador, con sus braguitas a juego, con su ligero y sus medias de novia.

Bata de novia: La bata de novia es esencial para el momento de la pre-boda, mientras nos acicalamos para la ocasión más especial de nuestra vida, mientras nos maquillan, nos peinan, etc. Evidentemente el vestido de novia es lo último que debes ponerte, lo colocaremos por los pies a fin de no estropear nuestro maquillaje y peinado, y a continuación si llevamos can cán,  será lo último en ponernos, finalmente nos ayudaran con los zapatos. Así que, si quieres unas fotografías originales a la vez que tradicionales, la bata de novia de seda a conjunto con la ropa interior de novia, va a ser un imprescindible este día.

Susanita o conjunto de noche: Es tradición en la noche de bodas vestirte y dormir con un precioso Susanita de Novia o un Conjunto de 2 Piezas de Novia. Este “pijamita” especial y tan romántico será el perfecto no solo para esta noche, sino será tu prenda interior perfecta para dormir durante tu viaje de luna de miel.

Otros accesorios: ¿Qué te parecen unas zapatillas de estar por casa para conjuntar con la bata de seda mientras te acicalas y para utilizarlas también mientras estás de luna de miel en los hoteles? O, ¿un antifaz para dormir en los hoteles donde pases la luna de miel?